Las increíbles ventajas de las estufas de pellets

Las características de una buena estufa 

Ya es noviembre, el frío ya está aquí y quedan días contados para que llegue el invierno. Todo ello provoca la necesidad de una estufa perfecta para hacer de tu oficina o de tu hogar, un lugar agradable en el que pasar las horas de manera confortable y calentita. Es decir, lo que necesitas es una estufa de pellets, no lo decimos únicamente nosotros, este tipo de calefactores gozan de multitud de ventajas demostradas.

Nuestras estufas de pellets de Cabot Energía Activa aglutinan todos los requisitos del mercado actual. Y, es que, las estufas de pellets son capaces de generar calor de forma limpia, económica y ecológica, ¿se puede pedir algo más a una estufa? Todas estas ventajas son, fundamentalmente, debido a su combustible, los pellets.

Además de su ahorro económico y de su combustible completamente ecológico, que no aumenta las emisiones de CO2 a la atmósfera…

¿Cuáles son las ventajas de las estufas de pellets?

  • Presumen de funcionamiento automático. Este tipo de estufas poseen un depósito donde se acumulan los pellets. Cuando esta  se pone en funcionamiento, el combustible es desplazado para su combustión. Como es lógico, la frecuencia con la que se carga el depósito depende de su capacidad y de la temperatura elegida en el termostato. Esta ventaja les da una autonomía de hasta 30 horas seguidas.

 

  • No necesita encendido manual. Para encender una estufa de estas características, no es necesario el uso de mecheros o cerillas, por ejemplo. Esto es porque la estufa es capaz de encenderse sola incluso con un click en tu móvil, dependiendo del modelo.

 

  • Se controla de forma electrónica. Además de su encendido y apagado, también se puede controlar la temperatura mediante el uso de termostatos digitales y programables. Así estas estufas pueden regularse incluso a distancia.

 

  • Transmiten el calor por el aire además de por radiación. Es decir, las estufas de pellets son ventiladas, cogen el aire de la habitación y lo vuelven a soltar caliente. Así, el calor es producido tanto por radiación como por aire.

 

  • No desprende ni humos ni olores. Pese a expandir el calor también por el aire, no significa que vaya acompañado de olores y humos como ocurre con la leña. Esto es gracias a su salida de humos que hacen que las estufas de pellets no huelan ni desprendan humos.

 

  • Necesitan una pequeña toma de corriente. Es decir, son dependientes de una toma de corriente pequeña para alimentar el programador y producir la chispa de encendido. Este gasto eléctrico es semejante al de una bombilla de 60 W.

 

  • Posee un alto poder calorífico. El pellet presume de un alto poder calorífico, homogeneidad y composición constante, lo que ayuda a conseguir resultados energéticos muy elevados.

 

  • Su mantenimiento es mínimo. El procedimiento correcto a seguir es limpiarlas una vez por semana, recogiendo únicamente la poca ceniza que se haya producido. En cuanto a su limpieza en profundidad, sólo será requerida una vez a año (salvo excepciones), para eliminar los restos de ceniza acumulados en los conductos.

 

  • Es un sistema de energía renovable. Esto significa que, si optas por las estufas de pellets, estarás colaborando a la reducción de gases de efecto invernadero en la atmósfera. Además, también ayudarás a favorecer la limpieza de los montes, ya que el pellet está formado por materia vegetal, 100% renovable. En cuanto a su precio, es competitivo y estable contra los combustibles fósiles.

 

 

¿Necesitas algo más para decidirte por las estufas de pellets? Quizá sí, la ayuda de nuestro equipo, no dudes en contactar con nosotros.

Haremos que el invierno no te moleste.

Deja un comentario